Carmen Crespo pide a la Junta que recapacite y no cierre 200 camas en Torrecárdenas este verano

25 mayo 2017 - Noticias, Sanidad

Afirma que el Plan Verano que se dispone a poner en marcha la Junta perjudicará a la sanidad andaluza y almeriense

Crespo recuerda que en Andalucía ya partimos de una situación sanitaria complicada en comparación con otras comunidades

Recuerda que en el verano de 2016 se cerraron más de 2.500 camas en toda Andalucía, el 55% de los quirófanos, y el 80% de los centros de salud sin abrir por las tardes

Afirma que los recortes de la Junta pueden provocar el colapso de las urgencias, un aumento de las listas de espera y una excesiva sobrecarga de trabajo para los profesionales sanitarios


La portavoz del PP-A en el Parlamento, Carmen Crespo, ha denunciado en el Pleno del Parlamento Andaluz que el Plan Verano que la Junta de Andalucía se dispone a poner en marcha, llevará consigo múltiples recortes, como ya han denunciado los sindicatos, que perjudicarán a la sanidad andaluza. Concretamente, en la provincia de Almería, el Gobierno de Susana Díaz tiene previsto cerrar 200 camas de Torrecárdenas como han explicado los sindicatos, lo que según Crespo es una mala noticia para la sanidad almeriense porque actualmente ya faltan camas, y esta medida “empeoraría la situación”.

 

Según dijo el Consejero de Salud en una comparecencia en Comisión la semana pasada, referente al Plan Verano, “no se cierran camas ni quirófanos sino que aprovechan la disminución de la demanda”. Sin embargo, la realidad es muy distinta, por ello la portavoz del PP-A en el Parlamento le pide que recapacite y no recorten en Sanidad, ya que el Hospital de Torrecárdenas se encuentra saturado en muchos momentos puntuales y el cierre de 200 camas supondría que una vez más, como en veranos anteriores, tengamos que ver a enfermos en los pasillos de urgencias esperando para poder ser trasladados a planta.

 

Carmen Crespo afirma que el Plan Verano que la Junta quiere poner en marcha lleva aparejado recortes no solo a la hora de cerrar camas y plantas enteras en los hospitales, sino también el cierre de quirófanos, consultas de especialidades cerradas, sustituciones del personal sanitario sin cubrir,  y centros de salud que no abren por las tardes, a lo que hay que sumar como consecuencia “las urgencias colapsadas, el aumento de las listas de espera o la excesiva sobrecarga de trabajo para los profesionales sanitarios”.

 

La portavoz del PP-A en el Parlamento ha hecho un repaso de lo que ocurrió el pasado verano en Andalucía, en cuanto a la sanidad se refiere. En este sentido ha explicado que “la inversión destinada a las sustituciones y refuerzo del personal sanitario se redujo a la mitad, gastándose en 2008 el SAS 136,1 millones de euros en el Plan Verano y en 2016 sólo 70,7 millones; en cuanto a los profesionales contratados sólo han aumentado en estos últimos años en 12, ya que en 2008 el SAS contrató a 233 sanitarios y el año pasado fueron aproximadamente unos 245; el pasado veranos se cerraron más de 2.500 camas en los hospitales andaluces públicos; se cerraron el 55% de los quirófanos y más del 80% de los centros de salud por las tardes”.

 

Seguidamente ha expuesto que a pesar de que el Plan Verano 2017 nace con la promesa de que se cubrirán al 100% las zonas de playa, la realidad según los sindicatos es que la Consejería volverá a incumplir los compromisos reflejados en el Plan de Costa previsto para este año, por ello ya han programado concentraciones como medida de presión para exigir a la Junta de Andalucía que cumpla sus promesas en beneficio principalmente de los usuarios.

 

Carmen Crespo recuerda por último que Andalucía parte de una situación sanitaria complicada en comparación con otras Comunidades Autónomas.

 

“Andalucía es la comunidad que menos invierte en Sanidad, con 1.050 euros por habitante; es la segunda comunidad donde más empleo se ha destruido en la sanidad en los últimos cuatro años en términos absolutos, casi 6.000 menos, un 5,8% situándose un punto por encima de la media del conjunto de España (4,9%); somos la comunidad con menos camas en hospitales públicos por habitante, con 1,8 camas por cada 1.000 habitantes, situándonos por debajo de la media nacional (2,3%); Andalucía es la comunidad donde más camas públicas se han cerrado, en los tres últimos años 1.400 camas menos, más de un 8% muy por encima de la media nacional donde el recorte ha sido del 2,5%; somos la comunidad con menos médicos y enfermeros en Atención Especializada con 1,53 médicos/1000 habitantes, muy por debajo de la media nacional (3,14); además, con una tasa de 8,48 quirófanos en funcionamiento por 100.000 habitantes no llega a la media de España que se sitúa en 9,37; por último, destacar también que Andalucía es la tercera comunidad por la cola en número de equipos por millón de habitantes de Tomografía axial computerizada (TAC) y resonancias magnéticas, con una tasa de sólo 22,9 se sitúa a más de 10 puntos de comunidades como Madrid (32,95) o Galicia (32,37)”, ha concluido.