El Partido Popular propone inversiones necesarias para el municipio de El Ejido por valor de 22 millones de euros

  • El diputado nacional, Juan José Matarí, y el alcalde ejidense, Francisco Góngora, presentan las enmiendas a los PGE en las que solicitan partidas presupuestarias que incluyan la mejora de los enlaces 409 y 411 de la A-7; la ampliación de la EDAR; dotación económica para las playas de Balerma y Guardias Viejas; e inversión para la desaladora de Balerma y la Balsa del Sapo

  • Góngora denuncia que “los Presupuestos del Estado aparcan proyectos absolutamente necesarios para nuestro municipio que no admiten más demoras”

El PP va a presentar seis enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado, por valor de 22 millones de euros, ya que no contemplan inversiones, actuaciones e infraestructuras ‘imprescindibles’ para la Comarca de Poniente. El diputado nacional del Partido Popular de Almería Juan José Matarí, el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, y el secretario general del PP ejidense, Ángel Escobar, han reclamado la inclusión y ejecución de la mejora de los enlaces 409 y 411 de la autovía A-7; la ampliación de la depuradora; partidas destinadas a la protección del litoral para atender los problemas de regresión en las playas de Balerma y Guardias Viejas; dotación presupuestaria para la desaladora de Balerma y las actuaciones que se necesitan en la Balsa del Sapo.

Los populares piden al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que recoja en su anexo de inversiones reales las obras de mejora de los enlaces 409 y 411 de la autovía A-7. Matarí ha indicado que “con este proyecto buscamos descongestionar el tráfico en estos dos puntos conflictivos, incrementar la seguridad en ambos enclaves y reformar la conexión de la A-7, mejorando considerablemente las comunicaciones por las entradas del Centro Comercial COPO, Hospital de Poniente y por los núcleos de Santa María del Águila y Las Norias de Daza, además de mejorar las condiciones actuales de circulación tanto de los ramales que forman los accesos como en los nudos de intersección”.

Este proyecto, aunque se lleva reclamando desde hace años, no se puso en marcha hasta 2017, siendo la redacción del proyecto de construcción adjudicada en julio de 2018 y formalizada en el mes de septiembre. El presupuesto estimado de licitación de las obras era de 4.450.000 euros, y el plazo estimado para la redacción del proyecto de 10 meses, “por lo que ya acumula un gran retraso en relación a unas obras que a estas alturas ya deberían estar en marcha. Sin embargo, el Gobierno solo contempla una insuficiente partida de 100.000 euros para este proyecto en los PGE para 2021, que es lo mismo que dejarlo fuera de sus planes”.

Para el alcalde esta actuación “es vital para el desarrollo y expansión de todo el tejido empresarial y turístico del municipio, que permitirá aliviar el volumen de tráfico que se registra en estos puntos”.

Igualmente, se ha pedido que el presupuesto del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico amplíe la dotación económica prevista para el control de la regresión de la costa de Almería al menos hasta 1.000.000 de euros. Y es que, como indica Matarí, “el Presupuesto de 2021 ha previsto 200.000 euros para toda la provincia, una cifra que resulta claramente insuficiente, pues como cabe recordar, tan solo en El Ejido se ha invertido en lo que llevamos de 2020 una cifra similar a la presupuestada”.

Por último, el PP insta al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a que recoja en su anexo de inversiones reales las obras de ampliación del conjunto las instalaciones de la EDAR de El Ejido, con un periodo de programación tope en 2024. Góngora ha explicado que “el municipio se enfrenta actualmente a una seria problemática en materia de depuración de aguas y requiere la urgente puesta en marcha de las obras de ampliación de estas instalaciones, que constan de la propia planta de depuración, así como de una importante impulsión, un emisario terrestre y un emisario submarino para conducir las aguas depuradas hasta el mar”. Estas instalaciones fueron diseñadas en los años 80, con una capacidad de 60.000 habitantes equivalentes, una capacidad ampliamente superada a fecha de hoy (90.000 habitantes equivalentes, 30% sobre la capacidad de diseño), y que están generando entre otras las siguientes problemáticas: dificultades en el óptimo tratamiento de las aguas residuales, problemas de funcionamiento en el tratamiento terciario anexo a la EDAR que permita contar con agua regenerada en el municipio y falta de capacidad de transporte de aguas depuradas.

El diputado ha señalado que estas obras deben ser ejecutadas por el Estado, puesto que el saneamiento, depuración y reutilización del Campo de Dalías está declarado de Interés General del Estado por la Ley 10/2001, de 5 de julio, del Plan Hidrológico Nacional, y en este sentido es como se encontraban contempladas las obras de ampliación de la EDAR de El Ejido en el Plan Hidrológico de las Cuencas Mediterráneas de Andalucía, que las valoraba en 29.300.000 euros, y responsabiliza a la Administración Central de su ejecución.

Las otras enmiendas corresponden a proyectos relativos a la Balsa del Sapo y a la ampliación de la desaladora de Balerma que “tenía dotación presupuestaria para este año y que sorprendentemente ha desaparecido”, y los proyectos relacionados con la Balsa del Sapo, el túnel de desagüe y la desalobradora”.

Góngora ha insistido en que “son todas actuaciones muy demandadas y necesarias para El Ejido y que el PSOE ha olvidado”.