El PP de Almería exige al Gobierno que los Ayuntamientos puedan utilizar el superávit de 2019 para paliar las consecuencias del COVID-19

  • Gabriel Amat y Javier A. García mantuvieron una reunión telemática con diputados, senadores, parlamentarios, el alcalde de la capital, la Consejera de Agricultura y la Delegada del Gobierno de la Junta en Almería
  • Amat apuesta por reactivar la economía productiva con test masivos y material de protección suficiente

El presidente del Partido Popular de Almería, Gabriel Amat, y el secretario general, Javier A. García, mantuvieron ayer una reunión de trabajo con diputados, senadores y parlamentarios del PP, así como con el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, la Consejera de Agricultura de la Junta, Carmen Crespo, y la Delegada del Gobierno en Almería, Maribel Sánchez, en la que analizaron el Plan de desescalada en la provincia y sobre todo se insistió en la necesidad de que el Gobierno permita a los Ayuntamientos y Diputaciones utilizar el superávit de 2019 para hacer frente a la crisis generada por el coronavirus.

Gabriel Amat explicó que los Ayuntamientos y la Diputación están llevando a cabo una labor muy importante frente a la crisis sanitaria y económica que estamos viviendo, ayudando a las familias más vulnerables en su entorno. “Ellos están en primera línea de batalla en estos momentos y poder utilizar el superávit de 2019 supondría un alivio importante para paliar las necesidades de los que peor lo están pasando como consecuencia de la crisis provocada por el COVID-19”, afirmó.

Gabriel Amat destacó la necesidad de reactivar ya la economía productiva con test masivos y con el material suficiente para no seguir empeorando la crisis económica que se ha generado como consecuencia de la pandemia y que ha provocado que en Almería tengamos 4.637 desempleados más sólo en el mes de abril y 32.376 personas afectadas por un ERTE en la provincia.

El presidente del PP explicó que aunque en Almería la agricultura ha seguido funcionando para abastecer a los mercados, la situación es muy complicada para todos y hay sectores que necesitan ayudas para prepararse de cara a la desescalada como por ejemplo el sector turístico, nuestros bares, los restaurantes, los hoteles, los comercios etc…

El presidente del PP agradeció a la Consejera Carmen Crespo las más de cincuenta medidas que ha llevado a cabo desde su Consejería durante el Estado de alarma para ayudar a la agricultura y para que nuestros productos de máxima calidad sigan llegando a las mesas de los ciudadanos españoles y europeos.

Además, Amat afirmó que el Gobierno de Juanma Moreno es el contrapeso al Gobierno de Pedro Sánchez que no ha estado a la altura en estos duros momentos, mientras que desde la Junta siempre se ha ido por delante tomando medidas para paliar las graves consecuencias provocadas por el coronavirus, no solo en materia sanitaria, sino también en materia económica.

El presidente del PP espera que el Gobierno escuche y ponga en marcha las numerosas propuestas que tanto los diputados como los senadores han llevado al Congreso y al Senado, y que supondrían un impulso para mejorar la situación.


Gabriel Amat destacó por último que aunque Pedro Sánchez no tenga un Plan B, el PP y Pablo Casado si lo tienen frente a la improvisación de un Gobierno que ha convertido la desescalada en una ruleta rusa en la que los infectados asintomáticos pueden contagiar al resto de la población por la incapacidad de Sánchez para comprar material sanitario.