El PP denuncia desabastecimiento de más de 150 medicamentos en farmacias de la provincia durante el mes de agosto

12 septiembre 2017 - Junta, Noticias, Parlamento

  • Amós García señala que sorprende la falta de capacidad de reacción de la Junta para establecer medidas correctoras o de mejora tal y como reclaman los profesionales sanitarios y pacientes
  • Afirma que los adjudicatarios de las subastas son laboratorios desconocidos hasta ahora en España (en su mayoría asiáticos), a los que los profesionales califican de poco fiables
  • Señala que se con esta situación se demuestra la falta de interés para el desarrollo industrial en este sector ya que se premia a laboratorios extranjeros sin una red comercializadora en nuestra tierra y produce un efecto huída de los laboratorios nacionales
  • Manifiesta que con este sistema se produce una discriminación para los almerienses y andaluces en comparación con el resto de España en donde sí se puede elegir su medicamento

El parlamentario andaluz del Partido Popular de Almería Amós García ha denunciado esta mañana en rueda de prensa la “situación irregular” en cuanto a abastecimiento de medicamentos en las farmacias de la provincia de Almería y en el resto de Andalucía, y ha señalado que el mes de agosto ha sido “nefasto para la sanidad en Andalucía con más de 150  medicamentos de subasta que han producido falta en las farmacias almerienses, en su mayoría medicamentos de uso común y muy demandados entre los que se encuentran tratamientos antiepilépticos, antidepresivos, antidemencia, antibióticos o analgésicos”.

 

García Hueso ha criticado que ante la denuncia que el PP ya hizo el mes pasado sobre este asunto, la Consejería de Salud en lugar de establecer medidas de corrección o de mejora se haya enrocado en una defensa de algo indefendible y que ha sido denunciado tanto por el Colegio de Farmacéuticos de Almería, como por su Consejo andaluz, por el Colegio de Médicos, por las distintas Asociaciones de Pacientes y hasta por el propio defensor del pueblo. Todos apuntan, según el parlamentario del PP que “son numerosos los factores negativos, tales como la menor calidad de los fármacos, la pérdida de adherencia en los tratamientos por el constante cambio en los productos y el desabastecimiento puntual”.


Según Amós García los grandes perjudicados de esta situación son enfermos crónicos, personas mayores, personas en situación de dependencia, en definitiva pacientes en tratamiento que pueden sufrir confusión por los cambios en los formatos de las cajas e incluso en el color de las medicinas.

 

“La Junta de Andalucía se defiende diciendo que si se produce desabastecimiento de un medicamento pues que se dispense otro de igual características pero las continuas sustituciones de unos fármacos por otros dificulta la adherencia al tratamiento, especialmente entre pacientes crónicos y de edad avanzada”, ha explicado.

 

El parlamentario popular ha manifestado que según los médicos y farmacéuticos “en un medicamento no todo es el principio activo, ya que un medicamento además se compone de excipientes, coadyuvantes y disgregantes que es lo que hace que un haga efecto antes o después, durante más o menos tiempo, que se elimine por una vía determinada o que tenga un efecto más prolongado”. Así ha puesto como ejemplo los medicamentos para la tensión, que para unos pacientes se busca que tenga una duración de 24 horas, y cuando el paciente se habitúa y le cambian el medicamento y en su organismo no llega a esa duración porque se queda en 16 o 17 horas, ocasiona unas horas de riesgo para el paciente.

 

Amós García ha pedido a los dirigentes de la Junta que reflexionen y piensen si ese riesgo y ese desajuste a los pacientes compensa realmente los céntimos que se ahorra.

 

“La Junta de Andalucía tiene las competencias de sanidad y ella tiene la responsabilidad de decidir como las desarrolla y cuales son sus prioridades, si sus prioridades son el dinero que dice que se ahorra, que hasta ahora nadie sabe  ni cuanto ni donde, o si sus prioridades son los andaluces y en concreto los andaluces en situación de mayor atención como son las personas mayores y los pacientes crónicos”, ha dicho.


Concretamente García Hueso ha explicado casos que se han producido en Almería de rechazo por los cambios continuos de algunos medicamentos, como es el caso de reacciones en pacientes diabéticos que han sufrido episodios de descomposición intestinal. Y problemas en casos de enfermos psiquiátricos, en los medicamentos hipnóticos, que han ocasionado efectos adversos por no tener ni la cantidad, ni calidad, ni excipientes adecuados, además del continuo cambio de envase que provoca una alteración a este tipo de enfermo por la incertidumbre que le ocasiona.

 

El parlamentario del PP ha manifestado además que incluso los profesionales cuestionan la calidad de algunos medicamentos suministradas a través de subastas, que provienen de laboratorios desconocidos en España hasta ahora, con apenas presencia en el mercado farmacéutico, la mayoría de origen asiático, de la India y Bangladesh y que están teniendo verdaderos problemas de suministro para abastecer a nuestras farmacias. “La prueba la tenemos en que sólo en el mes de agosto han sido más de 150 medicamentos de los correspondientes a subasta los que han faltado en Almería. Porque estos laboratorios no tienen red comercial en Andalucía, por lo tanto tampoco crean empleo y además provocan la destrucción de empleo de los laboratorios nacionales”, ha afirmado.

 

El parlamentario del PP ha insistido en que con este sistema se selecciona a un solo proveedor: el más barato, habitualmente asiático, y son los que en demasiadas ocasiones no cumplen con sus obligaciones de suministro lo que provoca un desabastecimiento de medicamentos que se corrige recurriendo a otros laboratorios nacionales, laboratorios que ante la incertidumbre en sus ventas, por adjudicar la Junta el suministro de medicamentos a esos laboratorios extranjeros, van progresivamente deslocalizando sus plantas de producción, por lo que se provoca un efecto huida de laboratorios y de su labor de investigación. Y esto puede provocar un estancamiento en importantes proyectos de investigación y un lastre para los avances en el ámbito de la salud .

“Las subastas, son por tanto, un elemento disuasorio para la presencia Industrial de los laboratorios aquí en nuestra tierra y, en consecuencia, una contrariedad para los que hablan de la necesaria industrialización de Andalucía. Una industrialización que la gestión socialista niega a Almería con la falta del desarrollo de un plan industrial y lo vemos ratificado en posicionamientos como este en los que en vez de incentivar la presencia de laboratorios e industria farmacéutica en nuestra tierra premia a compañías extranjeras que no crean empleo”, ha señalado.

Además, ha continuado afirmando “suponen un retroceso para el sistema sanitario sobre todo para los pacientes, que se ven privados del tratamiento prescrito o se les obliga a entrar en una nueva lista de espera por el desabastecimiento de un medicamento concreto por el tiempo que dure su reposición, en el caso que no se fíe del otro medicamento de sustitución”.

Amós García ha insistido en que para las farmacias, las faltas suponen un desajuste en cuanto a su previsión y gestión de inventarios, faltas que  se están cubriendo “con la buena voluntad del boticario y de compañías que no entraron al juego pero siguen suministrando en Andalucía”.

 

Finalmente, el parlamentario del PP ha señalado que los portavoces de las Asociaciones de Pacientes también han denunciado la falta de equidad en el acceso a los medicamentospor parte de los andaluces, y la discriminación a los almerienses que no pueden disponer de los mismos fármacos que el resto de españoles debido a las subastas. “Un murciano puede elegir su medicamento y un señor de Almería no puede, y eso es injusto y una discriminación para los andaluces con respecto al resto de españoles”.

 

Amós García señala que desmentir esta información sería desmentir a todos los colectivos y colegios profesionales, entrando incluso en descalificaciones, por lo que ha concluido señalando que “los parlamentarios del Partido Popular van a cumplir con su obligación de defender los intereses de Almería y transmitir las reivindicaciones de los pacientes almerienses, del Colegio de Farmacéuticos, del Colegio de Médicos y que lo que es una irresponsabilidad es desoír a estos colectivos y cambiar dinero por salud en Almería”.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.