El PP denuncia que la provincia de Almería está a la cola de Andalucía en Fisioterapia

22 mayo 2017 - Noticias, Sanidad

Rosalía Espinosa denuncia la existencia de “cifras negras” en la sanidad almeriense y señala que es imposible conocer el número de personas que esperan para recibir atención fisioterapéutica

Afirma que la escasez de medios afecta también a la  fisioterapia lo que causa “pérdida de salud y calidad de vida” de miles de almerienses provocando un mayor gasto sanitario a medio plazo

El PP registrará una iniciativa en la Comisión de Salud del Parlamento para solicitar a la Consejería que dote de medios suficientes al Área de Gestión Sanitaria Norte, al Distrito Sanitario Poniente y al Distrito Sanitario Almería

Las vicesecretarias del PP de Almería, Rosalía Espinosa y Maribel Sánchez mantendrán una reunión con el Colegio de Fisioterapeutas para plantear soluciones a estas listas de espera


La vicesecretaria del PP de Almería Rosalía Espinosa ha denunciado hoy que la provincia de Almería se encuentra a la cola de Andalucía también en Fisioterapia a pesar de ser una especialidad sanitaria muy importante por ocuparse de la recuperación física de los pacientes en pre y post operatorio, con enfermedad neurológica, metabólica o cardio pulmonar y disfunción muscoloesquelética.

 

Espinosa señala que Almería es la segunda provincia por la cola en número de fisioterapeutas, con 52 de los 724 que prestan sus servicios en nuestra región, y afirma que según la Confederación Mundial de Fisioterapia, lo aconsejable es uno cada 4.000 personas, sin embargo, en la provincia de Almería la ratio es de un fisioterapeuta por 13.470 personas.

 

La vicesecretaria del PP explica que los fisioterapeutas dan “calidad de vida a las personas salvadas por los médicos”, y que entre su labor fundamental se encuentra la prevención y promoción de la salud poblacional, ahorrando costes del sistema sanitario, ya que “una adecuada atención posibilita recuperar la funcionalidad del paciente permitiendo la reinserción socio-laboral real y en plazos muy cortos de tiempo, evitando a su vez una población polimedicalizada y demandante de servicios médicos que satura el sistema.

 

Rosalía Espinosa señala que los estudios e investigaciones actuales prueban que los fisioterapeutas evitan intervenciones quirúrgicas y posibles consecuencias que pueden suponer una baja médica o una invalidez, con altos costes para la seguridad social y para los mismos pacientes que no pueden mantener su estatus social.  Un ejemplo en nuestra provincia, según Espinosa, es el caso de las envasadoras que presentan una alta incidencia de alteraciones músculo esqueléticas como una epicondilitis, síndrome de túnel carpiano, o también hernias discales lumbares en el caso de los agricultores.

 

FALTA DE RECURSOS MATERIALES Y PERSONALES

 

Por otra parte, la vicesecretaria del PP ha denunciado falta de recursos personales y materiales en atención hospitalaria y primaria para las personas que necesitan atención para fisioterapia. En este sentido recuerda que de los 751 fisioterapeutas que hay en Andalucía, 433 prestan servicios en atención hospitalaria y 318 prestan sus servicios en atención primaria. Las provincias con menos recursos son Almería y Málaga.

 

“Este número de fisioterapetutas es del todo insuficiente, por ello las listas de espera no dejan de engordar, tanto es asi que la propia Junta de Andalucia reconoció en junio de 2016, que 17.689 personas estaban en lista de espera para rehabilitación, cifra muy alejada de la real ya que conocemos casos de personas que tardan hasta 12 y 24 meses en recibir atención fisioterapéutica”, señala.

 

Además, Espinosa precisa que para llegar a ser atendidos por un  fisioterapeuta, en la mayoría de las ocasiones, los pacientes son previamente derivados a un médico rehabilitador para examen, quien también tiene su propia lista de espera y que a éste se llega tras la solicitud de otro facultativo (de atención primaria o, la gran mayoría de las veces, de otro especialista que suma otra lista de espera:  traumatólogos, neurologos  etc…).

 

“El resultado de la suma de tres listas de espera es que los almerienses que necesitan fisioterapia pueden  tardar  hasta dos años en recibirla (para entonces pueden no necesitarla y no precisamente porque se hayan curado milagrosamente)”, señala.

 

Rosalía Espinosa afirma que en esta situación están miles de almerienses y andaluces que engrosan lo que se podría denominar “las cifras negras de la sanidad”, es decir “miles de pacientes que soportan retrasos y falta de asistencia sanitaria sin que conste en ningun lugar, por la perversión de un  sistenma de gestión sanitaria creado para ocultarlos y por el silencio de los afectados, acostumbrados, desde hace décadas, a soportar espartanamente la  vulneración de su derecho a una asistencia sanitaria adecuada.

 

Finalmente, la vicesecretaria del PP señala que el Partido Popular va a registrar una iniciativa en la Comisión de Salud del Parlamento para solicitar a la Consejería que dote de medios suficientes el Área de Gestión Sanitaria Norte, al Distrito Sanitario Poniente y al Distrito Sanitario Almería. Además, Rosalía Espinosa y la vicesecretaria Maribel Sánchez mantendrán una reunión con el Colegio de Fisioterapeutas para plantear soluciones a estas listas de espera.