El PP exige a la Junta que refuerce la sanidad en verano en vez de hacer “un plan ahorro”

1 junio 2017 - Noticias, Sanidad

Carmen Crespo anuncia que pedirán una comparecencia urgente del consejero para que detalle qué va a hacer en la costa

Los populares reclaman que el Gobierno andaluz garantice la calidad y la seguridad de la asistencia sanitaria en periodo estival


La portavoz del PP andaluz en el Parlamento autonómico, Carmen Crespo, ha exigido hoy a la Junta de Andalucía que refuerce los servicios sanitarios en el litoral andaluz de cara al inicio del verano “en vez de aprovechar estos meses, en los que se duplica y triplica la población, para cerrar camas, reducir profesionales y hacer un plan ahorro”.

 

“Estamos en una tierra eminentemente turística y lo que tiene que hacer la Junta es aumentar sus recursos sanitarios para evitar un verano catastrófico como fue el pasado”, ha apuntado la dirigente popular, que ha ofrecido hoy una rueda de prensa en Málaga junto a la portavoz de Sanidad del PP en el Parlamento andaluz, Lina García, y la secretaria general del PP de Málaga, Patricia Navarro.

 

En este sentido, Crespo considera fundamental que la Junta cumpla con el compromiso de sustituir al cien por cien las bajas y vacaciones de los profesionales sanitarios en la costa, “tal y como les trasladó al colectivo en marzo”. “Era cuando Susana Díaz estaba en plena campaña por las primarias socialistas, pero ahora ha vuelto a las andadas y la tasa de sustitución se queda en el 52 por ciento”, ha criticado.

 

Igualmente, ha mostrado su rechazo al cierre de camas, lamentando que “se diga a los usuarios que las camas no están cerradas, sino en reserva, cuando el problema es que llegado el momento de tener que utilizarlas, no hay personal suficiente para hacerse cargo”.

 

La portavoz de los populares en la Cámara andaluza ha apuntado a otros fallos de gestión como es la pérdida de la bonificación en días para aquellos profesionales sanitarios que escogieran sus vacaciones en cualquier mes que no fuera julio y agosto, “lo que tenía buenos efectos y evitaba que, como ocurre ahora, el 70 por ciento coja sus vacaciones precisamente en estos dos meses”.

Crespo ha advertido de que esta situación de carencia en la costa se agrava aún más en el caso de Málaga, la provincia andaluza con menos camas por habitante, con un mayor tiempo de espera para poder ser intervenido quirúrgicamente, y con una mayor pérdida de profesionales sanitarios durante el periodo de crisis, con un total de 1.296 contrataciones menos. “Y todo ello empeora en verano”, ha apuntado.

 

Por todo ello, la dirigente popular ha anunciado que su grupo en el Parlamento va a pedir una comparecencia urgente del consejero de Salud, Aquilino Alonso, para qué detalle cuál va a ser la planificación sanitaria en verano en la costa; y ha adelantado también que los parlamentarios del PP andaluz recorrerán durante julio y agosto todos los centros sanitarios para ver qué sucede durante este periodo y qué servicios se dejan de prestar.

 

Garantizar la calidad y la seguridad en la asistencia sanitaria

 

Por su parte, Navarro ha alertado de que cada plan de verano de la Consejería de Salud “resulta ser un nuevo fiasco, que atasca y satura la situación sanitaria aún más” al coincidir con el aumento de población.

 

“En el pleno del Parlamento se aprobó una iniciativa del PP para establecer determinadas garantías” en cuanto a la gestión sanitaria de la Junta en verano “que esperemos que sea escuchada y tenida en cuenta”.

 

Precisamente, García ha explicado que esta labor de denuncia y fiscalización “la hacemos para mejorar nuestra sanidad, para que se vean los déficits y se corrijan”. “Lo que queremos es que el Gobierno andaluz garantice la calidad y la seguridad de la asistencia sanitaria en Andalucía”, ha subrayado la portavoz de Sanidad de los populares andaluces.

 

“Pedimos claridad y transparencia a la hora de saber cuál va a ser el plan para el verano”, ha indicado García, que ha exigido saber “qué ratio de enfermeros y auxiliares va a haber por paciente, para que no pase como el verano pasado en Málaga, cuando una enfermera tuvo que hacerse cargo de 35 pacientes durante una noche”.