El PP pide a la Junta que el Plan Verano sea “una oportunidad y no un problema” para la sanidad almeriense

6 junio 2017 - Noticias, Sanidad

Carmen Crespo afirma que el PP va a pedir la comparecencia del Consejero para que explique el plan verano provincia por provincia en Andalucía

Los parlamentarios del PP solicitarán poder visitar hospitales y centros de salud para comprobar de primera mano “la falta de profesionales sanitarios y el cierre de camas”

Lina García pide que “la sanidad en Andalucía no vuelva a irse de vacaciones” y exige el cumplimiento del Plan Costa para el verano

Rosalía Espinosa denuncia la falta de profesionales sanitarios para cubrir las vacaciones, y el cierre de más de 500 camas en la provincia de Almería este verano, así como el cierre de quirófanos


La portavoz del PP Andaluz en el Parlamento, Carmen Crespo, junto a la portavoz de Sanidad en el Parlamento andaluz, Lina García, y los parlamentarios andaluces Rosalía Espinosa y Amós García, ha pedido hoy a la Junta de Andalucía que el Plan Verano sea “una oportunidad y no un problema” para la sanidad almeriense, y ha lamentado la “poca transparencia” del Gobierno andaluz con un plan que empieza el 15 de julio y termina el 15 de septiembre, pero que la realidad es que se alarga hasta noviembre y la Junta ya tendrían que haber dado los datos y haberse reunido con los sindicatos para analizar la situación.
Según Crespo, el Plan Verano debería ser en la costa de Andalucía una oportunidad para quitar las listas de espera, para mejorar la situación sanitaria y no un problema como viene acaeciendo año tras año, por ello el PP va a solicitar la comparecencia urgente del Consejero para que explique qué va a hacer en verano en cada provincia, y además, solicitarán la visita a hospitales y centros de salud de toda Andalucía para comprobar de primera mano el cierre de camas y la falta de profesionales sanitarios.

 

Vamos a pedir comparecencia urgente para el consejero para que explique qué va a hacer en verano en cada provincia y vamos a solicitar una visita a hospitales y centros de salud para que así comprobemos el cierre de camas y la falta de profesionales, y conocer de primera mano lo que pasa porque los almerienses se merecen una sanidad digna.

 

“Debería ser un plan de refuerzo y no un plan de ahorro, que es lo que se está produciendo en Andalucía, porque el 70% de los profesionales están de vacaciones, y la gestión sanitaria de verano empeora. Además se cierran centros de salud por las tardes y quirófanos y muchas plazas se quedan sin cubrir”, ha manifestado.
En este sentido ha señalado que la Junta debería haber tenido en cuenta los periodos vacacionales de los profesionales sanitarios como ha ocurrido otros años, y llevar a cabo bonificaciones para que se marchen de vacaciones en otros meses, ya que gracias a los médicos y resto de profesionales se está sacando la sanidad adelante.
En relación al verano del año pasado, Carmen Crespo afirma que la situación fue “muy complicada” porque los contratos que desde la Junta se hicieron a los profesionales sanitarios para cubrir las vacaciones fueron muchos de ellos precarios (incluso hubo profesionales a los que se contrataba un día al mes). Por tanto, lo que pasa en verano es que “se alargan las listas de espera y la situación es caótica en hospitales y centros de salud”.
Todo esto hay que sumarlo a la situación sanitaria que se vive en Andalucía, la comunidad con menos camas por habitantes, menos profesionales sanitarios por habitante, y la que menos invierte por habitante, por tanto es una comunidad en la que “la situación del verano se suma a la de dificultad que hay anualmente”.

 

“En 2016 no se superaron el 45% de las sustituciones, se cerraron 2.500 camas, el 55% de los quirófanos, el 80% de los centros de salud cerraron por la tarde, y el 2017 nace con la promesa del Consejero de cubrir al 100% las sustituciones con el Plan Costa, sin embargo, a pesar de este anuncio, los sindicatos han salido a la calle para protestar ante la decisión ahora del SAS de que sólo va a cubrir el 52% y no el 100% de las necesidades en la costa de Andalucía”, ha afirmado.

 

En el caso de la provincia de Almería, Crespo ha pedido al Consejero que diga si es cierto que se van a cerrar 200 camas en Torrecárdenas, como han señalado los sindicatos, ya que esto supondría un enorme problema para los almerienses.

 

“En Almería la situación es preocupante, porque tenemos 2 camas por cada 1.000 habitantes, mientras que en Andalucía la media es 2,5 camas/1.000 hab. y en España 3,4 camas/1.000 hab. Y lamentablemente, hay que destacar también que en Almería tenemos 72 camas menos en hospitales públicos que hace cuatro años, produciéndose una reducción de más del 5%, y pasando de 1.336 camas públicas en 2013 a 1.264 camas públicas en 2016”, ha explicado.

 

Además, ha expuesto como el año pasado tuvimos en Torrecárdenas 119 camas cerradas, en el Poniente 51 y en la Inmaculada 306, un total de 206 camas cerradas en una provincia costera como es Almería.

 

Y en cuanto a profesionales sanitarios también tenemos menos que la media andaluza y lamentablemente según ha expuesto la portavoz popular “en los últimos cinco años se han destruido un centenar de empleos, 99 exactamente, 1,6% menos que en junio de 2011”.
En referencia a las listas de espera Carmen Crespo ha manifestado que “en Almería tenemos en lista de espera de 7.049 almerienses para una intervención quirúrgica a junio de 2016, 17.824 almerienses en lista de espera para una primera consulta con el especialista,  y 1.768 pacientes esperando una prueba diagnóstica”.
Finalmente, se ha preguntado qué pasa con el Hospital Materno Infantil, porque han anunciado 1,9 millones, y a la UTE Acciona Infraestructuras-Construcciones Tejera le deben 4 millones. “Si lo que han presupuestado es 1,9 millones para impulsar el Materno Infantil y deben cuatro millones de euros a la empresa, qué va a pasar, se va a volver a paralizar cuando es tan necesario para la sanidad de la provincia”, ha preguntado

 

LINA GARCÍA

 

Por su parte, la portavoz de Sanidad del PP en el Parlamento Andaluz, Lina García, ha puesto de manifiesto la realidad que se va a vivir otro verano más en las zonas de costa andaluzas, donde se volverá a repetir una “sanidad en situación de vacaciones, y no aprovechando una oportunidad para beneficiar a los andaluces, mejorar la sanidad y recortar listas de espera”.

 

“No queremos que se viva la misma situación que en 2016, de los peores veranos que se han vivido en Andalucía, donde se llegaron a situaciones límite en las que los propios profesionales llegaron a afirmar que no eran capaces de garantizar ni la calidad ni la seguridad de los cuidados que realizaban a los andaluces”, ha afirmado.

 

Lina García ha pedido a la Junta que se tome esta advertencia de los profesionales sanitarios en serio, y ha lamentado que un verano más “la Junta vaya tarde, y se vuelva a producir una fuga de profesionales porque ellos no esperan a que la Junta oferte, sino que se buscan su futuro laboral en sitios donde le ofrecen más meses de contrato y mejores condiciones laborales, y luego la Junta los utiliza como excusa para decir que no tienen profesionales”.
Finalmente, Lina García ha señalado que el PP va a pedir explicaciones al Consejero de Salud sobre el Plan Verano y ha afirmado que “vamos a ser muy firmes en exigir y en saber qué va a pasar en Andalucía este verano: queremos saber cuántos centros de salud se van a cerrar, cobertura de los que quedan abiertos, ratio de enfermeros y médicos por habitante que va a existir, y qué ratio de enfermeros va a haber en plantas. Así sabremos la cobertura y calidad de cuidados que se van a dar a los andaluces”.

 

“Nosotros vamos a pedir que la sanidad en Andalucía no vuelva a irse de vacaciones, porque ya tienen todo atado, y están esperando a lanzar los datos a última hora sin capacidad de reacción y sin profesionales para contratar, como pasa todos los veranos. Además, vamos a exigir que cumplan su promesa del Plan Costa para el verano y que los cuidados que se ofrecen en Andalucía tengan dos objetivos, la calidad y la seguridad”, ha concluido.

 

ROSALÍA ESPINOSA

 

Por su parte, la parlamentaria andaluza Rosalía Espinosa ha comenzado señalando que a día de hoy los profesionales no tienen datos de contrataciones, sustituciones o refuerzos en los centros de salud de la provincia, y que lo que se temen es que “las sustituciones sean prácticamente nulas y los refuerzos los mínimos posibles en las zonas con mayor afluencia turística”.

 

Espinosa ha afirmado que cualquier excusa que de la Junta sobre esto es “mentira” porque el Plan Verano se debería conocer ya a estas alturas y las sustituciones y contrataciones ya se han acordado, lo que pasa que “no se lo han trasladado a los representantes de los trabajadores, y están ocultando la información en la provincia porque serán las órdenes que tienen del Consejero de Salud y de Susana Díaz”.

 

La parlamentaria almeriense ha explicado que el 90% de los profesionales sanitarios que trabajan en Atención Primaria se van de vacaciones en verano, y si no se sustituye al médico, el que se queda se hace cargo de su cartilla y de la del médico que se va de vacaciones, por lo tanto la situación es de “consultas saturadas y una atención que no tiene la calidad adecuada”.

 

Según Rosalía Espinosa, con el Plan Verano en el Hospital Torrecárdenas se van a cerrar en la primera quincena de junio 52 camas, en la segunda 78, en julio 78 camas, en agosto otras 78 camas, en septiembre durante la primera quincena 48 camas, y en la segunda 22, y en octubre la previsión es de cerrar 12 camas; en el Hospital de la Inmaculada se va a cerrar una planta entera, 38 camas; en el Hospital de Poniente ya se han cerrado 16 camas que son las mismas que se prevé cerrar en julio y nos tememos que se terminen cerrando 32; y en el Hospital de El Toyo se van a cerrar 24 camas en julio, 24 en agosto y 24 en septiembre. En conclusión, se van a cerrar más de 500 camas este verano, a las que hay que sumar 40 camas inutilizadas en Torrecárdenas por las obras del Materno-Infantil.

 

“Al final se cierran más de 500 camas sobre un total de 1.200 camas, en una provincia que tiene un déficit de camas de 400. El Plan Verano lo sufrimos todo el año, pero es que en verano nos quedamos con una tercera parte de las necesidades hospitalarias que tiene la provincia”, ha afirmado.

 

La parlamentaria del PP ha explicado por otra parte que hay más de 7.000 almerienses en lista de espera para intervención quirúrgica, y a pesar de esto en Torrecárdenas se van a cerrar 6 quirófanos en julio, 6 en agosto y 4 en septiembre; en La Inmaculada se van a cerrar la mitad teniendo 4 en total; en el Poniente que tiene 6 quirófanos se van a cerrar 4 en julio, 4 en agosto y 4 en septiembre, lo que equivale a decir que se van a dejar abiertos los de urgencias; y en El Toyo que tiene 8 quirófanos se van a utilizar 4 en julio, ninguno en agosto y 4 en septiembre.

 

Por otra parte se ha referido a la situación de las urgencias hospitalarias. En este sentido ha expuesto su “preocupación” ya que según ha dicho “en Torrecárdenas cada mes se van 12 médicos de vacaciones y se van a contratar sólo a 3 sustitutos”.

 

En el caso del Hospital de Poniente ha manifestado que “se han ofertado 8 plazas para sustituciones de médicos de urgencias que se van de vacaciones, pero sólo se han cubierto 3 porque las condiciones laborales son malas y el trato que se dispensa a los médicos es aún peor. Además, en julio y agosto habrá unos siete médicos de vacaciones en el Poniente cuando la media de urgencias es de 326 urgencias al día en verano, con la plantilla absolutamente esquilmada y con más de 10.000 urgencias al mes, y pese a esto, la Consejería no ha sido capaz de contratar a los médicos necesarios para hacer frente a la situación”.
La parlamentaria del PP ha continuado afirmando que “en el hospital de El Toyo se han ofertado seis contratos para sustituir a los médicos de urgencias que se van de vacaciones y solo se han cubierto 4, y todo ello a pesar de que la demanda asistencial en urgencias crece porque es el sitio al que van las personas que necesitan ser atendidas de urgencia en la costa del Levante y en Cabo de Gata”. Por otra parte, ha explicado que “El Toyo tiene 67.000 urgencias anuales y en verano 6.500 al mes, la media durante el año es 210 urgencias al día y durante el verano 250-300 al día”.
Finalmente, Rosalía Espinosa ha señalado que “todos estos datos describen la falta de previsión de las autoridades sanitarias en cuanto a la contratación de profesionales así como la falta de sensibilidad en una provincia que no puede soportar el cierre de camas porque tiene un déficit de 400, antes de aplicar los recortes del Plan Verano”.