El PP reivindica el agua del trasvase Tajo-Segura para que los agricultores del Levante puedan seguir cultivando de forma sostenible

  • Rafael Hernando exige al Gobierno de Sánchez que ejecute las obras hídricas que son de su competencia y en las que no ha invertido ni un euro

  • El senador del PP se ha reunido con el alcalde de Huércal-Overa para analizar asuntos relacionados con el agua en el Levante almeriense

El senador del Partido Popular de Almería Rafael Hernando ha mantenido una reunión con el alcalde de Huércal-Overa para analizar la sequía que está afectando al Levante almeriense y que se ha convertido en uno de los principales motivos de preocupación de los agricultores y regantes junto a la subida de los costes de producción.

Hernando explica que la situación cada vez es más complicada para regar las 23.000 hectáreas que hay en esta comarca almeriense, sobre todo porque a la sequía que está afectando a la provincia hay que sumar la “incompetencia” del Gobierno de Pedro Sánchez que ha decidido recortar el trasvase Tajo-Segura a pesar de los argumentos científicos que respaldan el trasvase de 20 hm3.

Actualmente, y tras la decisión injusta del Gobierno de España, el Levante almeriense solo recibe 7,5 hm3 de trasvase para abastecimiento, sin tener en cuenta a los agricultores que tienen que regar sus cultivos. “Una vez más Pedro Sánchez vuelve a castigar a Almería y recurre a las incoherencias y a los sinsentidos en lugar de buscar apoyarse en los técnicos que apuestan por no recortar un trasvase que es fundamental para las producciones agrícolas del Levante almeriense”, subraya.

Rafael Hernando lamenta que la sequía no sea una prioridad para el Gobierno de Sánchez. En este sentido recuerda la baja ejecución presupuestaria de Acuamed en 2022 cuando el propio Gobierno reconoce que a 30 de junio de los casi 11 millones presupuestados solo han ejecutado 200.000 euros; o de los 11,5 presupuestados para SEIASA sólo han gastado 3.200 euros.

Además, el senador del PP ha pedido “más rigor a la hora de hablar de ejecución de obras hidráulicas” porque precisamente en la provincia de Almería el Gobierno de Sánchez se ha gastado 0 euros en inversión en las obras que son de su competencia y que supondrían un impulso para la provincia en unos momentos tan difíciles como los que estamos atravesando a consecuencia de la sequía.

La ampliación de la desaladora de Carboneras y del Campo de Dalías sigue sin iniciarse. Tampoco se ha reparado la desaladora del Almanzora que quedó destrozada por la falta de previsión de un Gobierno socialista y para más ‘inri’ el Gobierno pone en peligro la viabilidad de las explotaciones agrarias del Levante recortando el trasvase Tajo-Segura de manera injusta y jugando con el futuro y el empleo de muchas familias”, concluye.