El PP trabaja por la “tolerancia 0” en agresiones a profesionales sanitarios en Almería

  • Rosalía Espinosa: “Este tipo de violencia también está feminizado”
  • Sólo en el año 2018 se produjeron 70 agresiones a profesionales sanitarios en la provincia. En la mayoría de las ocasiones las agredidas fueron doctoras (47)
  • Destaca el incremento presupuestario del Gobierno de Juanma Moreno para las casas de acogida y el teléfono de Atención a la Mujer

Los parlamentarios andaluces del Partido Popular de Almería Rosalía Espinosa y Ramón Herrera han destacado hoy las medidas que el Gobierno del cambio ha puesto en marcha para intentar atajar la violencia de género y la violencia que se produce en los centros sanitarios de Almería y Andalucía.

Espinosa ha explicado que estamos ante una violencia que está “feminizada” porque según ha dicho “la mayoría de las víctimas de agresiones sanitarias son mujeres, y la mayoría de los agresores son hombres”.

“El problema de la feminización de la violencia es un problema real y aquí hay mucho que trabajar porque se da en todos los órdenes de la vida. La mujer, solo por ser mujer, tiene más posibilidades de sufrir una agresión física o no física”, ha dicho.

La parlamentaria del PP se ha centrado en los datos provincializados en cuanto a agresiones sanitarias y ha destacado que solo en 2018 en la provincia se produjeron 70 agresiones a profesionales sanitarios, 23 a hombres y 47 a mujeres, y 23 físicas y 47 no físicas. Y en el primer semestre de 2019 sólo en el Hospital de Torrecárdenas se han producido 19 agresiones de las que 14 han sido a mujeres.

En este sentido, Espinosa ha explicado que desde el SAS se está trabajando en la elaboración de un Plan contra las Agresiones Sanitarias en Andalucía que se pondrá en marcha en breve. Mientras, el Gobierno del cambio ya ha aprobado medidas para respaldar a los profesionales sanitarios que sufren agresiones como atención jurídica para todos los que la soliciten; nombramiento en las ocho provincias andaluzas de un coordinador contra las agresiones; o alarmas en los ordenadores para avisar en los centros de salud y hospitales de la consulta en la que se está produciendo la agresión.

“Nuestro objetivo es 0 agresiones en los centros sanitarios de Andalucía y estamos trabajando para conseguirlo”, ha dicho.

En cuanto a las cifras andaluzas la parlamentaria popular ha manifestado que en 10 años, concretamente desde 2007 a 2017, se han producido en nuestra comunidad más de 9.000 agresiones a profesionales sanitarios. Sólo en 2017 fueron 1.115, y en 2018 la cifra ascendió a 1.234.

En cuanto a lugar de la agresión, Espinosa ha señalado que “el 30% se produce en las consultas de atención primaria; un 19% en salud mental; el 17% de las agresiones se sufren en los hospitales; y el 17% también en urgencias”.

VIOLENCIA DE GÉNERO

Por otra parte, la parlamentaria del PP ha dejado claro que el objetivo de su partido es “tolerancia 0” con las agresiones a profesionales sanitarios pero también contra la violencia de género.

Espinosa ha afirmado que el PP está trabajando “hombro con hombro” para acabar con esta lacra social porque “una mujer asesinada es un fracaso colectivo”, por ello “vamos a poner todos los medios que tengamos a nuestro alcance para acabar con ella”.

Sólo en 2018 se presentaron más de 30.000 denuncias por violencia de género en Andalucía. Ahora mismo hay 9.800 mujeres andaluzas a las que los jueces les han otorgado una orden de protección, y de ellas 4 están calificadas como un riesgo alto de perder su vida y están especialmente protegidas, 66 también con un riesgo alto, y otras 1.693 con un riesgo medio.

La parlamentaria del PP ha señalado que el Gobierno andaluz va a seguir trabajando para acabar con la violencia de género, y ha recordado que en los nueve meses que Juanma Moreno lleva como presidente de la Junta han sido muchas las medidas que se han adoptado en esta materia, como por ejemplo el incremento en una más en cada provincia andaluza de las unidades de valoración de violencia de género; el refuerzo en los juzgados que tramitan causas de violencia de género con más de 100 funcionarios; la reactivación de las mesas de coordinación provinciales contra la violencia de género; dotación con más de un millón de euros extra a las casas de acogida para que tengan más medios y recursos; y ampliación en más de medio millón de euros del presupuesto del teléfono de Atención a la Mujer que ha recibido en los seis primeros meses de 2019 más de 15.000 llamadas (solo en el mes de agosto con las llamadas a este teléfono se decidieron 9 acogimientos urgentes para mujeres y sus hijos).

RAMÓN HERRERA

Por su parte, el parlamentario del PP de Almería, Ramón Herrera, ha señalado que todas estas medidas implican un aumento presupuestario por el que el Gobierno del cambio ha apostado decididamente, y ha recordado que el Gobierno de Juanma Moreno se ha comprometido a no hacer recortes a pesar de la deuda de más de 1.350 millones que tiene el Gobierno de Pedro Sánchez con Andalucía.

Ante el chantaje del Gobierno de Sánchez a nuestra comunidad, Herrera ha recordado que el PP va a iniciar una campaña de recogida de firmas para exigirle a Pedro Sánchez que realice el pago del dinero que debe a todos los andaluces.

Por último ha explicado que ayer se aprobó en el Parlamento una Proposición No de Ley para modificar la fecha de las pruebas de acceso a la Universidad y traspasarla del septiembre al mes de julio, como habían solicitado los rectores andaluces, y se ha registrado además en el Parlamento una Proposición para crear un grupo de trabajo relativo a un Pacto Andaluz por la Educación en el que se sientan integrados todos los grupos parlamentarios pero también la comunidad educativa.

“Esperamos el apoyo del resto de fuerzas políticas para que se apruebe su creación y que a lo largo de la legislatura dé sus frutos, porque no necesitamos que cada vez que hay un cambio de gobierno se produzca un cambio en las políticas educativas”, ha concluido.