Espinosa afirma que con Juanma Moreno Andalucía ha pasado del “desorden urbanístico” a ser ejemplo de “urbanismo responsable”

  • La parlamentaria del PP agradece al Gobierno andaluz su “esfuerzo” por resolver el problema de las más de 300.000 viviendas irregulares que hay en nuestra comunidad, más de 60.000 en la provincia de Almería
  • Destaca que gracias al diálogo, la transparencia, la eficacia y la eficiencia del Gobierno de Juanma Moreno por fin se ha llegado a un acuerdo con el Gobierno de España sobre el decreto de viviendas irregulares

La parlamentaria andaluza del Partido Popular de Almería Rosalía Espinosa ha destacado hoy el importante paso que se ha dado en nuestra comunidad en materia urbanística gracias al Gobierno de Juanma Moreno, un gobierno que como ha recordado se comprometió a resolver el problema de las más de 300.000 viviendas irregulares que hay en nuestra comunidad, más de 60.000 en la provincia de Almería, un problema que cada vez está más cerca de solucionarse.


Espinosa destaca el diálogo, la transparencia, la eficiencia y la eficacia que ha mostrado el Gobierno andaluz desde su llegada a San Telmo para acabar con esta problemática que ha provocado una gran preocupación en miles de familias andaluzas y almerienses, familias que compraron su vivienda de buena fe y que llevan años viviendo un infierno y con el temor de la demolición como lamentablemente ocurrió en Vera con la familia Prior.

 

Para Espinosa el principio de acuerdo que se ha alcanzado entre Junta y Gobierno es una “muy buena noticia” porque después de muchos años de Gobierno socialistas que nos dejaron una Andalucía en la que el “desorden urbanístico” era la tónica, ahora, gracias al Partido Popular “Andalucía ha pasado a ser ejemplo de urbanismo responsable”.

 

Además la parlamentaria del PP recuerda que el Gobierno de Juanma Moreno ha acabado también con el problema añadido de la inseguridad jurídica y de la negativa imagen que Andalucía tenía en el exterior como consecuencia de la proliferación de viviendas irregulares y posterior derribo de algunas de ellas.

 

“Tenemos un presidente del Gobierno andaluz y una Consejera de Fomento comprometidos con el urbanismo responsable en nuestra tierra. Gracias a la gestión del Gobierno del cambio los miles de afectados por el problema de las viviendas irregulares ven la luz al final del túnel tras años de sufrimiento y abandono por parte del PSOE”, concluye.