Espinosa pide a Pedro Sánchez que pelee por el billón de euros de fondos europeos para transición energética que beneficiaría en parte a Carboneras

  • Afirma que el PSOE pierde su energía en enredos inútiles cuando tendría que estar presentando proyectos a la UE, tal y como alertó en la Comisión para la Reconstrucción de Andalucía, el presidente de Endesa
  • Traslada todo el apoyo del PP a los trabajadores que ven peligrar su empleo, y señala que su partido está trabajando para que no se pierdan esos puestos de trabajo
  • En la Comisión se ha aprobado una enmienda ‘in voce’ del PP en la que se insta al Consejo de Gobierno a trabajar conjuntamente con el Ministerio par la Transición Ecológica en la formulación de un convenio de Transición Justa que tenga como objetivo prioritario el mantenimiento y creación de actividad y empleo a través del acompañamiento a sectores y colectivos en riesgo, la fijación de territorios rurales o en zonas con instalaciones en cierre, y la promoción de una diversificación y especialización coherente con el contexto socioeconómico

La parlamentaria andaluza del Partido Popular de Almería Rosalía Espinosa ha pedido hoy en la Comisión de Hacienda y Energía en el Parlamento Andaluz al Gobierno de Pedro Sánchez que “se ponga las pilas y pelee” por el billón de euros de fondos europeos para transición energética que corresponde a España y que supondría un beneficio importante para el municipio de Carboneras tras el cierre de la central térmica.

Espinosa ha lamentado que el PSOE pierda su energía en enredos inútiles cuando tendría que estar presentando proyectos  a la UE, tal y como alertó en la Comisión para la Reconstrucción de Andalucía el presidente de Endesa, Comisión en la que el PSOE no está por decisión propia a pesar de suponer un perjuicio para los andaluces y almerienses, porque allí es donde se debaten los problemas y las soluciones para nuestra comunidad tras la COVID-19.

Para la parlamentaria del PP es necesario que el Gobierno de Sánchez actúe cuanto antes con el fin de que ese dinero no se pierda, sobre todo porque está en juego el futuro de muchas familias del municipio que lo están pasando realmente mal. Concretamente se estima que el cierre de la central puede suponer que se pierdan 400 empleos en la localidad, 150 directos y 250 indirectos. En este sentido señala que el Gobierno andaluz, concretamente la Delegada del Gobierno en Almería, Maribel Sánchez, está muy pendiente de todo lo ocurrido en Carboneras y está trabajando para intentar que finalmente todas las administraciones vayan de la mano unidas para evitar el golpe socioeconómico que supone el cierre de la central.

“Desde el PP lo tenemos claro y vamos a arrimar el hombro porque a la difícil situación que tenían estas familias antes de la pandemia hay que sumar ahora las dificultades que han surgido tras la grave crisis económica generada por el coronavirus. El Gobierno de Juanma Moreno ya está actuando y lo que pedimos hoy en el Parlamento es que el Gobierno de Pedro Sánchez haga lo mismo y no deja pasar una oportunidad que podría suponer un importante impulso para Carboneras”, ha manifestado.

En su intervención, Rosalía Espinosa ha recordado también que Endesa realizó una inversión por valor de 200 millones de euros para continuar con esta central térmica que finalmente se ha cerrado.

Además ha insistido en la necesidad de un plan conjunto de todas las administraciones para Carboneras en el que participen Ayuntamiento, Junta y Gobierno central para lograr un convenio de transición justo para la localidad y para todos sus vecinos.

Finalmente ha señalado que en la Comisión de Hacienda y Energía se ha aprobado una enmienda del Grupo Parlamentario Popular en la que se insta al Consejo de Gobierno a trabajar conjuntamente con el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico en la formulación de un convenio de Transición Justa que tenga como objetivo prioritario el mantenimiento y creación de actividad y empleo a través del acompañamiento a sectores y colectivos en riesgo, la fijación de población en los territorios rurales o en zonas con instalaciones en cierre y la promoción de una diversificación y especialización coherente con el contexto socioeconómico.