El GPP exige al Gobierno que actualice el cuadro macroeconómico para que refleje la realidad económica y social del país

  • Quiere que adecue los gastos a unas previsiones más realistas de ingresos
  • Además, plantea un Plan de Reequilibrio que permita recuperar la credibilidad y atraer inversión y talento

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado una Proposición no de Ley en el Congreso en la que insta al Gobierno a “actualizar el cuadro macroeconómico para que refleje la realidad económica y social que tenemos en nuestro país”.

 

Además, se exige al Gobierno que adopte “cuantas medidas sean necesarias para adecuar los gastos a unas previsiones más realistas de ingresos”, y presente además ante el Congreso “un Plan de Reequilibrio a medio y largo plazo que permita recuperar la credibilidad de nuestro país y atraer inversión y talento”.

 

En la exposición de motivos de la iniciativa para que el Ejecutivo haga un diagnóstico realista de la situación económica, suscrita por la portavoz del GPP, Cuca Gamarra, el portavoz adjunto y coordinador económico del Grupo, Mario Garcés, y el portavoz de Economía, Miguel Ángel Castellón, se recuerda que el pasado 6 de octubre el Gobierno presentó el cuadro macroeconómico que sirvió de base para los PGE para 2021 que fueron aprobados en diciembre.

 

“La necesidad de cuadrar un aumento del gasto sin precedentes, 68.500 millones de euros de gasto adicional en 2021 de los que 27.000 millones de euros son con cargo a unos fondos europeos que no sabemos cuándo se van a recibir, y justificar unos ingresos públicos –que si fueran ciertos batirían el récord histórico absoluto de recaudación superando incluso los ingresos previos a la pandemia-, llevaron al Gobierno a presentar un cuadro macroeconómico con unas previsiones totalmente increíbles”, subraya el Grupo Popular.

 

Tras alertar de las consecuencias de mantener unas previsiones desfasadas, la Proposición concluye que “es necesario que el Gobierno asuma la realidad económica y social de nuestro país, porque si el diagnóstico es erróneo, las medidas que se adopten están condenadas al fracaso y lastrarán la recuperación económica y la creación de empleo”.